+ 1 (707) 877-4321
+ 33 977-198-888

Portfolio Rene Martin Viera

Portfolio Rene Martin Viera

"Sueño y decadencia en la obra de René Martín A veces los sueños se cumplen. O simplemente se transforman. Pasan a otro estado. Se encarnan. Hay muchas pinturas que parecen la encarnación de un sueño viviente. O la reencarnación de un sueño que ya habíamos dado por muerto. De hecho, toda pintura conserva una intensidad imaginaria que solamente es eq"

Rene Martin Viera
Rene Martin Viera
Obras agregada el
Agregó 13 enero 2019
Agregó 3 enero 2019
Agregó 17 agosto 2018
Agregó 16 marcha 2018
Agregó 15 marcha 2018
Agregó 14 marcha 2018
Agregó 7 marcha 2018
Agregó 3 marcha 2018
Agregó 12 marcha 2017
Agregó 17 febrero 2017
Agregó 14 febrero 2017
Agregó 13 febrero 2017
Agregó 21 octubre 2016
Agregó 4 julio 2013
Agregó 10 marcha 2009
Agregó 6 febrero 2009
Agregó 5 febrero 2009
Obras Medios
Obras Temas
Obras Estilos
Tamaños
Obras de 1 a 25 (en 38 total)


''Arrullo natural''

''ÉXTASIS''

''Ascensión

''Virginidad''

''Viviendo en las nubes''

''DECADENCIA''

'' Luna y Nube''

''ISLOTE''

''REFLEJO''

''NOCHE NUBLADA''

''MOGOTES''

''Nube baja''

“Punto de Encuentro”

“Luna Llena"

''INGERTO III ''

'' El último bocado''

''Perspectiva Tropical''

'' Hoyo 7 Club de Golf Chapultepec''

'' Bruma tropical ''

Babalú

La Nube

Atardecer en el Manglar

El Ko Tapú

Horizonte

Isla de cocoteros



Sueño y decadencia en la obra de René Martín

 

A veces los sueños se cumplen. O simplemente se transforman. Pasan a otro estado. Se encarnan.

Hay muchas pinturas que parecen la encarnación de un sueño viviente. O la reencarnación de un sueño que ya habíamos dado por muerto. De hecho, toda pintura conserva una intensidad imaginaria que solamente es equiparable a la del sueño. El trabajo del pintor –y, al parecer, su tendencia irrefrenable- es poner orden, disciplinar y, hasta cierto punto, domesticar esa intensidad imaginaria. Curiosamente, eso vuelve bastante relativo el concepto de “onírico” aplicado a ciertas figuraciones. Lo que tienen de irreales las escenas oníricas en la pintura es la precisión con que se señala su autonomía. Al final estas representaciones devienen relatos sobre lo irreal, pero ya sabemos que todo relato pretende siempre hacerse pasar por real, por verídico. Lo que tiene de irreal una pintura onírica es su propio realismo.

Esa tensión entre realismo y fantasía es uno de las claves estéticas de las representaciones con carácter onírico. Y es lo que las hace peculiarmente afines a una mitología. Las pinturas de sueños, como los sueños mismos, demandan una interpretación, un desciframiento. “Es que los dioses, en sueños, dan consejos, avisos, y a veces órdenes expresas”, comenta Foucault en la introducción del tercer tomo de su Historia de la sexualidad. La pintura se presenta así como portadora de un mensaje que no es explícito y que muchas veces se constituye sobre la base del absurdo y la contradicción.

En el fondo creo que no existe tanto una pintura de sueños como de ensoñaciones. Al acercarme a la obra de René Martín lo hago intuyendo esa actitud aparentemente contemplativa que es la ensoñación: el pintor parece estar concentrado en mirar la superficie de las cosas, pero está viendo algo que está más allá, o algo que simplemente no está. Es como si el mundo exterior se produjera en el interior del artista. Y eso no sólo otorga a la pintura un tono subjetivo evidente, sino que también la provee de una racionalidad no tan fácilmente apreciable.

Pudiéramos tratar de localizar esa racionalidad en la minuciosidad con que Martín se enfrasca en el ejercicio de la mímesis cuando pinta sus paisajes. Sin embargo, la imitación de las formas de la naturaleza, aunque exija precisión y arte, siempre tiene algo de instintivo, siempre parece responder a algún sentimiento primitivo.

En el contexto del arte cubano, del que proviene René Martín, hubo una época en que la palabra “primitivo” era usada para referirse a los pintores que usualmente se conocen como “naif”. En ambas denominaciones siempre ha habido un tono de ligera condescendencia que marca la distancia entre una producción autorizada por la institución arte y otra que parece moverse en sus márgenes. Sin embargo, aprecio descubrir en el término “primitivo” implicaciones que llevan por una parte a una cierta humildad en las relaciones entre representación y realidad y, por otra, a una energía que todavía no parece del todo domesticada por la razón dominante.

René Martín tiene dos grupos de obras que responden a dos paradigmas figurativos muy bien definidos y que representan sendos posicionamientos ante esa dialéctica entre lo primitivo y lo racional. Sus paisajes rinden homenaje a Tomás Sánchez cuando fluctúan entre el realismo y la melancolía. Es un estilo (si todavía queda algún estilo en la pintura cubana es ése) que se mueve en los linderos de la contemplación y la sublimación de la naturaleza mientras se abre a posibilidades discursivas asociadas a la conceptualización e incluso la espiritualización del espacio.

Por otra parte está un grupo de obras, también paisajísticas, pero en las que el paisaje no parece el tema de la pintura, sino el contexto (y también el pretexto) para la pintura. En esos casos lo verdaderamente relevante en los cuadros no es el paisaje, sino lo que ocurre en el paisaje. Curiosamente, lo que ocurre en el paisaje puede ser otro paisaje. Esta redundancia produce extrañamiento, nos obliga a tomar distancia y advertir las incongruencias, las situaciones absurdas, incluso las situaciones cómicas. Advertimos algo en la pintura que intranquiliza, que inquieta a la pintura. Advertimos un mayor despliegue narrativo. La pintura se abre a la ficción sin ambages. Y se abre al juego.

Este juego puede ser muy rico en matices textuales, pero manteniendo siempre una serie de motivos recurrentes: el cielo y las nubes, la montaña y los bosques, el mar y las islas, las frutas. Es una gama de referencias a la condición insular, al viaje, a algunas de las obsesiones de la cultura cubana, a algunas otras obsesiones de la pintura cubana.

Las alusiones a Magritte o a Dalí aparecen en varios de esos cuadros como para señalar sin lugar a dudas cuáles son sus asociaciones estilísticas y conceptuales. Pero la reubicación de estos signos en el espacio del trópico crea nuevas filiaciones. Por ejemplo, en uno de los cuadros un tenedor desmesurado se apoya en la arena, pero sus dientes se estiran hacia arriba mientras se convierten en cuatro palmeras. En el segundo plano, recortado contra el cielo, hay un grupo de arbustos tan incongruentes como el gigantesco tenedor. La relación del tenedor con los distintos planos de la composición se refuerza por el dibujo de las sombras. Hay que entender aquí que la sombra no se representa como carencia de luz. Es decir, en los cuadros de René Martín hay siempre sombras, pero no hay espacios sombríos. Al contrario, la sombra es la evidencia de la luz. Y la luz es una de las protagonistas de cada escena.

Otro de los protagonistas ineludibles es el color. La gama a la que acude René Martín es sobria, precisa y equilibrada. Siempre contiene un elemento cálido que puede convertirse en el área central de la composición. En El injerto es el rojo de la sandía que sostiene un bosque. En Trago exótico es el color de las naranjas que rodean la copa. En El viajero es el rojo de la sombrilla que cuelga de la nube sobre la cual viaja el bosque. Una sombrilla similar cubre la floresta que navega en una naranja abierta, en una segunda versión de la obra Fresco navegante.

La recurrencia del bosque es significativa. El bosque es la isla, es el viajero, es el lugar flotante e inasible. El bosque es el lugar soñado, símbolo de utopía, ideal que se consume como estereotipo tropical o que se añora como imagen del origen. Aparece sobrevolando el mar, como cabalgando en una nube en forma de avión, en la obra Viaje sin rumbo. O lo vemos navegando -habitando- el cascarón de un huevo, como si fuera una carabela que lleva por bandera un huevo frito, en A la conquista.

Lo que convierte a esas pinturas de René Martín en un asunto estrictamente personal es esa obsesión con las múltiples representaciones de la isla-bosque. Y sin embargo, esto, que atañe a la relación del artista con su propia identidad individual, igualmente lo conecta con preocupaciones colectivas que se han sostenido en el arte cubano con especial énfasis, durante las últimas tres décadas.

La imagen de la isla-bosque, dualidad en sí misma, encierra otras dualidades menos armoniosas: la de la abundancia y la precariedad, la de la estabilidad y el desarraigo, la de la exuberancia y la decadencia. El huevo frito no es un signo inocuo en el imaginario de la pobreza postrevolucionaria. Las muletas que sostienen a la isla en Babalú, no son una simple alusión al orisha afrocubano; se refieren también a la premonición del derrumbe. La isla que viaja en avión evoca claramente el flujo migratorio que poco a poco desgasta a la sociedad cubana.

Exuberancia y decadencia son también los términos con los que René Martín resume sus preocupaciones ecologistas. Su mirada al paisaje tiene mucho de culto a la fertilidad de la naturaleza. Ese culto es el que lo impulsa a buscar en el paisajismo un ideal de pureza, algo absoluto, que en el fondo contiene el germen de una cierta religiosidad. A esa visión bucólica el pintor contrapone la imagen de un paisaje contaminado, en una obra titulada muy adecuadamente Decadencia, en lo que parece el inicio de otra línea de trabajo, ya menos cercana a la pasividad de la contemplación y más proclive a la reflexión sobre temas de impacto social e interés universal.

Juan Antonio Molina

 

 

[Biography - Rene Martin Viera - 10Ko]


                              RENE MARTIN                                   

                   PINTOR CUBANO RESIDENTE EN MEXICO

 

 

René Martín nace en 1952 en La Habana Cuba, desde 1996 vive en México.

Estudió arquitectura y diseño gráfico, en 1979 comienza sus estudios en La Escuela

de Bellas Artes de San Alejandro en La Habana, Cuba. En 1985 realiza su primera

exposición individual y desde entonces hasta el 2014 ha realizado 60 exposiciones

entre individuales y colectivas entre Cuba, México, Estados Unidos y Costa Rica.

Desde el comienzo su obra se cataloga como paisaje, posteriormente como surrealista

o surrealismo tropical, el tema principal de su trabajo son los paisajes tropicales

donde se incluyen elementos como huevos a la deriva, frutas, escaleras, sombrillas

que cuelgan de nubes, tenedores que se convierten en palmeras, selvas que flotan en

las nubes, etc.

Con estos temas René Martín trata de promover la conservación de la naturaleza así

como el medio ambiente con un gran sentido del humor, utilizando la metáfora y la

simbología.

La técnica que emplea es óleo o acrílico sobre tela, con colores alegres, tropicales,

que junto con los temas hacen que el espectador interactúe con los cuadros dándole

su propia interpretación.

 

                           

                           EXPOSICIONES INDIVIDUALES

 

1985 – Realizacion de tres murales para el Instituto Nacional de Recreación Física y del Deporte ( INDER ) , La habana , Cuba.

 

1993 – Mural en el Zoológico de la Ciudad de la Habana, Cuba.

  ´´Expo Zoo´´ , Pabellón Cuba, La Habana, Cuba.

 

1998 -- ´´ Landscape´´,  Leonora Vega Art Gallery, Nueva York, U.S.A.

  ´´Landscape of Cuba´´ , Knickerbocker Gallery, Nueva York, U.S.A.

 

1999 – ´´Sueños´´ , Schwarcstein, Gallery de Arte, Mexico City, Mexico.

 

2002 -- ´´ Entre Islas´´, Museo de Cozumel, Cozumel, Quintana Roo, Mexico.

´´ Entre Naranja y Naranja´´, Casino Español , Mexico City, Mexico.

 

2003 -- ´´ Una Puerta al Paraíso´´, Centro Asturiano, Mexico City, Mexico.

 Gallery Valanti, Club Unión, San Jose, Costa Rica.

 

2004 --  Gallery Valanti, San Jose, Costa Rica.

 

2008 – ´´ Por un Mejor Futuro´´, Gallery Valanti, Los Sueños, Marina Villaje, Costa Rica.

 

2012 – ´´ Club de Golf ´´ , Merida Yucatan, México.

 

2014 – ´´ De Poros a Hoyos ´´, Country Art Café, San José, CostaRica.

             ‘’ La Virgen de la Cueva’’, Guanajuato, México.

 

                               EXPOSICIONES COLECTIVAS

 

1988 -- ´´ Retratos a Lapiz´´, Instituto Superior de Ciencias Medicas, La Habana, Cuba.

 

1990 – Gallery Emir Abde Kader, Asociación Arabe de Cuba, La Habana, Cuba.

 

1993 – Gallery Juan David, La Habana, Cuba.

 

1994 – Gallery Emir Abde Kader, Asociación Arabe de Cuba, La Habana, Cuba.

Gallery Victor Manuel, La Habana, Cuba.

´´II Salon Juan David 1994´´ , Gallery Juan David, La Habana, Cuba.

 

1995 – Gallery Habana, La Habana , Cuba.

Gallery Emir Abde Kader, Asociacion Arabe de Cuba,  La Habana, Cuba..

Hotel Nacional, Expo Venta Permanente, La Habana, Cuba.

 

1996 – Gallery Victor Manuel, La Habana, Cuba.

Gallery Summa Artis, , Mexico City, Mexico.

 

1997 -- ´´ Espacios Viciones y Tiempo´´, Gallery Summa Artis, Mexico City, Mexico.

´´Great Works in Small Format´´, La Boheme Fine Art, Coral Gables Florida, U.S.A.

´´ ARCOIRIS´´ , Teatro Juarez, Universidad Autonoma del Estado de Tamaulipas, Ciudad Victoria, Tamaulipas, Mexico.

Recoleta Art Gallery, Estado de Mexico, Mexico.

 

1998 – ´´Noche de Artistas´´, Restaurante Alfonso, Mexico City, Mexico.

Gallery Arthaus, Mexico City, Mexico.

Gallery Art Nova, Mexico City, Mexico.

Gallery Aura, Mexico, City, Mexico.

Recoleta Art Gallery Estado de Mexico, Mexico.

 

1999 – Gallery Arthaus, Mexico City, Mexico.

Gallery de Arte, Hotel Presidente Intercontinental, Mexico City, Mexico.

´´ Sin Limites´´,  Arte en la Sociedad Medica, Mexico City, Mexico.

 

2000 – Museo del Papalote, Mexico City, Mexico.

Gallery Art Nova, Mexico City, Mexico.

 

2001 – Hotel Fiesta Americana, Puebla, Mexico.

Gallery Schwarcstein-Pillot, Puebla, Mexico.

´´ Nos Cayo el XX´´, Centro Cultural Hollin Yoliztli, Mexico City, Mexico.

 

2002 –´´De Oxaca a Cuba´´, Centro Cultural el Gallinero, Mexico City, Mexico.

Gallery  Hesch, Cuernavaca, Morelos , Mexico.

 

2003 – Museo de la Isla de Cozumel, Quintana Roo, Mexico.

´´Ruta del Arte´´, Recoleta Art Gallery, Estado de Mexico, Mexico.

´´Nuestro Mundo Expresión de Vida´´,  Museo de Cozumel, Quintana Roo, Mexico.

 

2004 – ´´Por el Medio Ambiente´´, Museo de Cozumel, Quintana Roo, Mexico.

 

2005 – Camara de Diputados, Mexico City, Mexico.

 

2006 – ´´Subasta 01.06.06´´, Casa Lam, Mexico City, Mexico.

´´Nice  to Meet  You´´, Rama 4 , Mexico City, Mexico.

´´Subasta  Cruz Roja´´, Monterrey, Mexico.

 

2006, 07 – ´´Art XII A Large Show of Small Works, Couturier  Gallery, Los Angeles,  Ca. , U.S.A.

2007 -- Gallery Valanti,  Los Sueños,  Marina Village, Costa Rica.

´´Subasta Cruz Roja´´, Monterrey , Mexico.

 

2008 – Gallery Padrón, Coral Gables, Florida, U.S.A.

´´Ancient  Times  Collection´´, Florida, U.S.A.

´´Subasta Cruz Roja´´, Monterrey, Mexico.

 

2009 – Gallery Valanti,  Los Sueños, Marina Villaje, Costa Rica.

Gallery Valanti,  San Jose , Costa Rica.

 

2013 – ’’Subasta de Arte Moderno y Contemporaneo’’ , México City., México.

 

2014 – ‘’ Grandes Creadores en el Arte de Hoy’’, Casino Español , México City, México.

 

 

 

 

 

 

[Biography - Rene Martin Viera - 9Ko]


  - Dream and decline in René Martín´s work Sometimes dreams do get true. Or simply they change. They pass to another stage. They become incarnate. There are many paintings that seem the incarnation of a living dream. Or the reincarnation of a dream that we already gave up as dead. In fact, all the paintings keep an intense imaginary which is comparabl...
[Biography - Rene Martin Viera - 10Ko - 2018]








EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- * A