+ 1 (707) 877-4321
+ 33 977-198-888

A la humanidad en general. A los líderes de las naciones. Al ser humano en particular.

“Consciente del papel que desempeño en la transformación del mundo entrego desde mi conciencia el siguiente documento.” Héctor Olvera
4 Diciembre 2005

A la humanidad en general

A los líderes de las naciones

Al ser humano en particular

 

Si queremos un mejor mañana para la humanidad, sentemos hoy las bases de un nuevo orden.

 

UNO. Un nuevo orden:

 

Considerando más que una necesidad un deber eseral impuesto por nuestro Padre Común encuentro a mí mismo, obligado como estoy, sometido al "Yo soy", comunicar este dolor tan mío, pero no sólo mío, sino de Él, proveniente del horror que emana de lo que es actualmente la vida de la humanidad. Mi "Yo soy" derrama por ello sangre viva, que bebió de la inagotable y eterna fuente de Él. ¡Qué fuerte congoja estruja el ser interior a mí, ése que habita en el interior de mis interiores, al que toda mi presencia común está subordinada!

 

Este dolor se ha hecho presente en mí, desde donde no hay tiempo, también todo el tiempo. ¿Qué mañana puedo y puede esperar la humanidad si su desempeño a través de los milenios no ha sido otro que los procesos de destrucción recíproca, el sometimiento del hombre por el hombre, la degradación de los unos por los otros? Es cuando viene a mí la ley cósmica que dice: "Si tu hoy es igual a tu ayer, el primero será iguala tu mañana", misma que fuertemente golpea el ser interiora mí, dado que claramente aprecio que la humanidad no ha evolucionado, el crecimiento espiritual se ha estancado, el desarrollo tecnológico sólo ha servido para que las armas de destrucción masiva sean más efectivas, la crueldad en las guerras ha aumentado, asimismo la deshumanización, de hecho los hombres se han vuelto insensibles, indolentes, matar sólo significa apretar un gatillo o un botón, la equivocada educación los ha hecho verlo como normal al implantar el creer tener siempre la razón y ser mejor que los otros, ese estúpido sentimiento de competir sólo por poseer más que los demás para ser notados y tomados como lo que llaman importantes ha facultado al hombre actual a sentir hostilidad los unos para con los otros y por ello, están siempre a la defensiva y luego a la ofensiva. No reparan en que se trata de seres humanos, como ellos mismos que provienen de una misma fuente y que lo que condenan en los demás también vive en ellos, no recuerdan su origen y se las han arreglado para que acallados y olvidados estén los remordimientos de conciencia que en un tiempo regulaban la conducta de los hombres; también la nueva tecnología sirve para que el hombre duerma más creyendo que todo está en paz, dado que le ha sido implantado el fuerte egoísmo que reza de la siguiente manera: "Mientras no me pase a mí o yo esté bien, qué me importan los demás", de hecho lo ven como parte de su rutina, esto ha desviado al hombre de sus deberes eserales, en su lugar ha llenado su cabeza de cosas sin importancia como la serie de estadísticas, que celosamente llevan en sus llamadas computadoras, sobre cuántos encestes, pases, asistencias, etc., etc., hizo fulano, zutano y mengano, con la misma frialdad ven sus estadísticas de delitos: cuántos asaltos, dentro de éstos cuántos resueltos y no resueltos, crímenes con violencia, suicidios, violaciones por segundo, robos a comercios, a casas habitación, de autos, etc.,y sueñan que si tuvieran otros gobernantes, de un partido diferente al actual, los problemas disminuirían, pero no es posible debido a que unos y otros han sido condicionados por la educación para reaccionar de la misma forma, para que sea diferente preciso es cambiarla educación actual y así la cerebración actúe de otra manera. Así lo han atiborrado de datos por demás estúpidos y el hombre de hoy duerme y duerme, no percibe la automatización de que es objeto, el núcleo familiar se caracteriza por la desunión, los padres ven poco a los hijos y rara vez platican con ellos por lo que falta la dirección, los principios y valores han sido olvidados, poco o casi nada representan hoy en día. La dirección la adquieren de acuerdo a lo que ven en los medios masivos de comunicación o en las pandillas, donde muchas veces cometen delitos por falta del afecto que demandan y por el estrecho concepto que conocen del bien y del mal, así buscan ser aceptados, ese es su bien y viven inconscientes del mal que cometen. ¿Dónde se perdió el respeto por nuestros mayores? Lejos está aquello de la sabiduría de los ancianos, en alguna parte de la desaforada carrera de la humanidad quedó sepultada. Por todo esto me es evidente que si conozco su ayer y su hoy, me es por demás claro el desastre que será el mañana. No se limitará su Babel a la confusión de las lenguas, sino que se afectará a todos los valores, a lo político, a lo económico, a lo social y a lo espiritual. Es cuando interiormente comprendo y siento Su dolor en mí. Suficiente tiempo ha concedido para que las cosas sean hechas y nada se ha hecho, el hombre se ha desviado, es decir, se ha dedicado a buscar su propio beneficio sin importarle sus semejantes, en dicha empresa ha abusado de los más débiles, hoy en día por la llamada globalización de la economía ha segregado a las naciones que ya no le reportan beneficios, de hecho han acabado con ellas, debido a su desmedido afán de lucro; en tiempos anteriores fueron explotadas y hoy olvidadas. De esta singular y parcial manera no le importa acabar con todo lo creado contaminándolo, ya sea por sus "pruebas nucleares" (hasta los países más pobres, donde los seres mueren de hambre, realizan dichas pruebas) ya por sus bajas y egoístas vibraciones.

 

La historia de la humanidad demuestra cómo el hombre se ha empeñado en destruir al hombre, es cuando materialmente se sienten más fuertes que los otros y arrasan con toda la cultura que han logrado. Su afán es ostentar el poder económico y el bélico, en ese empeño no importa quien muera. ¿Porqué esto es así? Se debe a la forma de pensar que la educación ha implantado en los hombres, donde se enseña que deben poseer más que sus semejantes, que deben estar en continua competencia, que sólo ellos tienen razón, que son muy buenos, en realidad los tornan egoístas y ciegos están de su contradictorio proceder, al estar ensimismados no les es posible percibir las dificultades de los demás, no pueden entrar en los demás, su egoísmo los mantiene sólo con sus propias emociones, por lo que no aceptan otro punto de vista ya que lo consideran el todo, de hecho el hombre actual vive en una casa que tiene una sola ventana orientada al sur, cada día se levanta y mira lo mismo, eso es su todo, como la educación evita que piense por sí mismo y le implanta todas las reacciones posibles y un sentido estrecho del bien y el mal, por eso cree que lo que ve es lo único que existe, ignora que hay otras ventanas que miran para el norte, el este y el oeste y que debido a ello su punto de vista es parcial y convenenciero, que su concepción de la realidad está falseado.

 

Para que cambie el estado del mundo las raíces de la educación deben ser modificadas, ya que ni el bien es bien, ni el mal es mal. Todo es relativo y está condicionado a sus egoístas intereses, lo que se opone a ellos es el mal, lo que los favorece es el bien. El hombre actual se caracteriza por su parcialidad, debido a ello no es consciente del mal o el bien objetivos, su marco de referencia es tan reducido que sólo toma en cuenta aquello que afecta a su propio bienestar, así es la mitad de lo que debe ser, en su lado oscuro, del que es inconsciente, se encuentra todo lo malo que es, todo su contradictorio actuar, pero el hombre actual duerme y duerme, en lugar de enfrentar con coraje la verdad de lo que es. Si nos formulamos un propósito más  grande como el bienestar de toda la humanidad, el bien será todo aquello que ayude a su logro y el mal todo lo que nos aleje del propósito. De esta manera se contará con un termómetro para medir nuestras acciones.

 

Otro aspecto que ha llevado al caos al mundo actual, mismo que también es consecuencia de la mala educación, del egoísmo, es aquel que divide al hombre con banderas, así han "creado" naciones, ese sentimiento de arraigo por la tierra y por la patria ha hecho que unos se sientan superiores y vean como inferiores a los otros, ha hecho que se crean con derecho a manipular a sus semejantes marchando contra ellos, destruyéndolos. El pertenecer a una raza también los ha hecho despreciar a las otras y creer que el mundo debe estar poblado sólo por ellos, lo que ha dado lugar a las peores atrocidades, no me refiero nada más al exterminio de Judíos por Alemanes, sino a todo el desconcertante actuar de la humanidad a través de su historia, como al extermino de los indios en Norteamérica por los pobladores que llegaron de Europa, o a la degradación y explotación que sufrieron los Aztecas en México, donde también se les imponía la religión de los Españoles como si fuera la única verdadera, fueron ciegos a la evolución que como seres realmente humanos habían alcanzado, donde la violencia y las guerras no representaban sus principales intereses, y aquí una vez más el conocimiento logrado por ellos se perdió, todo en base a sus egoístas intereses. ¡Qué decir de Atila y sus bárbaros, de Carlo Magno, de Napoleón! ¿No ven un común denominador? Dominar por dominar, degradar por degradar, matar por matar. ¿Para qué? Para ostentar más poder y riquezas provenientes del dolor y de la sangre de los que murieron, pero los "ganadores" se sienten y se sientan como reyes y todos les aplauden sus bajezas, hasta el clero, pues también busca sacar su tajada. Aquí hago referencia a otra falla de la educación en el terreno religioso, que lejos de unir y cumplir con los mandatos de nuestro Padre, ha desvirtuado todo y coadyuva a poner al hombre contra el hombre, la historia de la humanidad da fiel testimonio de este hecho. Creyendo tener la verdad ven a sus semejantes como "pecadores", "paganos", "herejes", lo cual creen, les confiere el derecho de lanzarse contra ellos y en defensa de su religión matarlos, todo con la bendición de su Iglesia. ¿Bendicen para que puedan matar a los otros y a ellos no les pase nada? ¿Que no provenimos de la misma esencia?. Es absurdo pero así ha sido, es tan fuerte su autocomplacencia que se sienten justificados para hacerlo, no importa que los mandamientos que sostienen como verdad digan "no matarás".No han hecho otra cosa que crear la desarmonía entre todas las religiones. La solución está en tornarse conscientes de la realidad que prevalece en todas las religiones y que no es otra que hay un solo Dios, una sola mente superior, un solo Padre Común, lo que los debe llevara la conclusión de que todos provenimos de la misma fuente y que el pelearnos con otro es una agresión contra sí mismo y envenena y desarmoniza al todo, tornarse conscientes de esta realidad los hará abstenerse de destruir a sus semejantes. No importa la nacionalidad, ni la raza, ni el color de la piel, ni la religión, todos somos lo mismo, debemos dejar de soñar que somos lo que no somos y volvernos humanos, por ello debemos de respetar a nuestros semejantes, para así ser respetados. La educación ha fallado al posibilitar al hombre para que esté pronto a encolerizarse y lento para disculparse, para perdonar. Así se da origen a los grandes problemas entre naciones, que tienen su raíz en los pequeños problemas. La educación ha enseñado al hombre a mentir, a justificarse, a no aceptar su parte de culpa, de provocación y deseo de los conflictos que se suceden unos a otros, se escuda en hacer lo que hace por lo que según él le hicieron, pero no acepta lo que él hizo para provocarlo. Siendo así, si un hijo es golpeado por un vecino, el padre del primero está pronto para ir a golpear al golpeador, sin analizar si tiene o no razón. Del mismo modo surgen los problemas entre naciones y todas las naciones, ya sea por un incidente similar, ya por un pedazo de tierra, ya porque no le parece lo que hace el gobernante de la otra nación, etc., han sido enseñados a creer que siempre tienen la razón por lo que están prontos a juzgar y condenar. ¿No es estúpido vivir así? Noten que en ningún momento me he referido a los esfuerzos que hacen para el bienestar de los demás, no los hacen, cuando realizan una acción esconden tras ella el propósito real como el de reelegirse o ganar una elección. Esto en el caso de una nación, en el caso internacional se buscan intereses económicos, sacar partido del país que según ellos ayudan.

 

Los medios de comunicación masiva tratan los asesinatos, las muertes y los delitos en general como estadísticas, en su afán de tener mayor audiencia muestran lo absurdo del comportamiento humano, lo cual en la psiqué del hombre y la mujer contemporáneos "crea un algo" que los posibilita a que lo vean como normal, a que no sientan la aberrante realidad, de hecho se acostumbran a que así es el comportamiento de los humanos y al verlo tan a menudo poco tardan en imitar las estúpidas acciones de los demás. En estricta justicia los seres que presencian las noticias y las películas son atrapados por las vibraciones que emanan de ellas, por lo que no tardan en caer bajo su influjo y formar parte activa de los eventos, por eso comienzan a actuar como vieron u oyeron. Esto es así porque por medio de la educación el hombre ha sido condicionado a actuar de acuerdo a lo que le dijeron o leyó, su cerebración se reduce a seguirlos patrones establecidos y transmitidos de generación en generación, poco o casi nada piensa por y desde sí mismo. Con la estúpida bandera de la libertad de expresión, que en realidad su propósito no es otro que el de ganar más dinero, muestran dichas escenas creyendo que así cumplen su objetivo. Asimismo importan los programas que en otros países son un "éxito", siempre en el aspecto económico, sin percibir el daño que hacen a la sociedad. No hay película que no muestre la violencia, ya sea ésta por asaltos, asesinatos, robos, crímenes pasionales, etc. En cuanto a los programas para niños todos tienen un alto contenido de violencia, el bueno y el malo matan por igual, todo lo anterior el ser humano no tarda en imitar. Como lo dije, en base a la bandera de la libertad de expresión importan lo que les reporta mayores beneficios económicos, pero se les escapa que están importando también los males que aquejan a dicha sociedad sumándolos a los de la propia, por lo que el estado de esta última termina por ser peor, el aire que se respirase encarga de hacer llegar las bajas vibraciones que provienen de la violencia, en general de la desarmonía. ¿Qué no han sentido encarne propia cómo los ambientes se tornan pesados cuando alguien está en un estado negativo? En la medida que nos abramos a nuestras percepciones, lo cual es un derecho, nos posibilitaremos a percibir tanto las bajas vibraciones como las mejores. Cierto es que la explosión demográfica acarrea mayores problemas de abasto en todos los sentidos, principalmente en las grandes ciudades, pero la delincuencia es producto de la equivocada educación y de los programas y películas presentados por los medios de comunicación masiva, ya que se caracteriza por ser marcadamente egoísta, marcadamente insensible hacia la desgracia de sus semejantes y para resolver cualquier situación simplemente lo quitan del camino matándolo y el problema se acabó, esa sí que ni el bien es bien, ni el mal es mal, pues el ladrón cree que robar es bueno porque así satisface sus necesidades. La insensibilidad es consecuencia del egoísmo, por lo que le es imposible al hombre actual sentir internamente las dificultades que enfrentan los demás, quiere ser siempre el primero.

 

La humanidad vive bajo la ley de ojo por ojo, me golpea usted, luego yo lo golpeo, un ratito usted y un ratito yo. Las leyes y la religión sirven como freno a que el hombre de rienda suelta al proceder de acuerdo a lo que le gusta en determinado momento. Sin embargo poco queda de los verdaderos valores, ya no hay vergüenza para cometer actos, aparentemente, sin razón. En algunos países existe la aberración de la pena de muerte, se le aplica al que cometió algún asesinato. ¿En qué son mejores los juzgadores que el juzgado? En nada, también lo hacen con todos los agravantes. Pero la realidad que conciben no es real, aun y cuando los asesinatos lo sean. Debemos corregir lo que está falseado de raíz, ir alas causas mismas que provocan las acciones. Todas las varas tienen dos puntas, pero la humanidad tiene una corta visión, por lo que no es consciente de la otra punta que tiene la vara. Los delitos son también el producto terminado de la sociedad (de lo que no son conscientes), y ustedes permiten su fabricación al permitir que los medios masivos de comunicación lleguen a las partes más morbosas y bajas del ser humano ¿Qué más puede hacer aquél que sólo ve violencia en dichos medios y es así manipulado por la emanación de vibraciones que de ello deriva? Sólo eso, matar y ¿Por qué juzgarlo? Es lo que como sociedad estamos creando, de hecho lo estamos incitando a hacerlo y por otro lado los juzgadores también dan rienda suelta a su violencia porque de esa tan peculiar manera pueden matar sin que la sociedad los castigue.

 

¿En qué se diferencia un narcotraficante de un comerciante, o de un egoísta gobernante? En nada, todos buscan beneficiarse con el dolor de sus semejantes. Es nada más diferente el objeto de venta, y dependiendo la época algo que es bueno pasa a ser malo. Pero todos por igual son egoístas, no les importan los demás, sólo ostentar poder y riquezas, por el simple hecho de satisfacer su ego.

 

No pretendo cambiar el mundo, razones cósmicas lo requieren así, en su lugar busco crear conciencia, es decir no cerrar nuestros ojos y oídos a la realidad, conciencia de que la humanidad como una sola sociedad cree las condiciones para que el ser humano tenga a mano la posibilidad de conseguir, dignamente, los satisfactores a sus necesidades primarias. De este modo evitaremos que el ser humano muera de hambre, que robe y que mate para poder sobrevivir, de lo contrario los hechos delictivos y las barbaridades que se cometan serán nuestra responsabilidad. Al estar saciados no comprenden a los hambrientos, por estar ensimismados pagaremos el precio. No es darle al que no quiera trabajar, pero sí que encuentre un modo de vida el que sí quiera. ¿De qué nos sirven las riquezas si ello implica el sufrimiento de nuestros semejantes? No lo disfrutaremos en lo absoluto pues proviene del dolor y el sufrimiento de ellos, por el contrario atraeremos el disgusto que nace en la injusticia que estamos cometiendo, ya sea ésta como secuestros, actos terroristas u otros males, en realidad es ese mal el que estamos construyendo, enfrentemos con determinación nuestros deberes, de lo contrario no nos quejemos.

 

En cuanto a lo que es necesario cambiar del sistema educativo, no es otra cosa que devolverle su lugar al ser humano ¿Cómo? El sistema actual implanta en el hombre el sentimiento de egoísmo, el querer ser más que los demás, aun a costa de la vida de ellos, el querer tener más por tener más, el querer ser notado y tomado en cuenta más que los demás, el sentirse que es un gobernante, un diplomático, un empresario, un doctor, etc., en su lugar la educación debe contemplar una estricta separación entre el papel que se desempeña en la vida y el ser humano, donde se insista en que el papel desempeñado no es uno mismo, sino una tarea que complementa las actividades de la sociedad humana, pero libre del sentimiento de mérito por lo realizado, dado que si hacemos lo que tenemos que hacer en el engranaje de la sociedad, sólo se estará cumpliendo con un deber para que todo funcione, en cuanto al otro aspecto, el del ser humano, darse cuenta que a nivel ser todos somos lo mismo y partes de un mismo Todo por lo que debemos de respetar para así ser respetados, por lo que no debemos juzgar o condenar, sino ayudar, de lo contrario seremos cómplices de lo que condenamos.

 

El estado de las artes actuales deja mucho que desear, todas se han encaminado por la parte comercial, la música, la pintura, el teatro y el cine. Éstas están dirigidas a las partes más morbosas del hombre, lo embrutecen más y evitan que piense por sí mismo. Lo percibo como un reflejo del bajo nivel de ser de la humanidad actual, elevarlo implica esfuerzos intencionales hacia el objetivo. No me estoy refiriendo a casos aislados, sé que hay excepciones, pero lo importante es lo que llega a la generalidad del género humano.

 

"Si tu hoy es igual a tu ayer, será iguala tu mañana". Qué triste, pero así es. Nosotros seremos el producto de nuestras acciones, lo que hoy hacemos son las causas de lo que seremos mañana, si queremos un mejor mañana para la humanidad, sentemos hoy las bases de un nuevo orden, no esperemos a que el mundo sea destruido y no podamos hacer nada.

 

Con un fuerte sentimiento unido de amor-dolor de mi Padre y mis hermanos dejo este documento para que los cambios necesarios se pongan en marcha, actuemos ahora, si queremos un mañana diferente nosotros mismos debemos ser diferentes hoy.

 

Con amor.

 

Héctor Olvera.

 



 Libres vuelan mis alas   Libres vuelan mis alas (Diciembre del 2007). Letra y Música: Héctor Olvera.

 Comentario de otoño del 2007.   En la actualidad el ser humano se ha visto atrapado por el acelerado ritmo de vida...

 Mi nueva produccion   He estado trabajando en una nueva producción, su propósito es mostrar el Trabajo sobre sí al que debe someterse todo aquel que se torne consciente del por qué estamos aquí en la Tierra, comprendiendo que la vida es una Escuela para nuestro desarrollo interior y éste depende de la seriedad con que lo tomemos.

 Reflexiones y verdades aisladas. 2007   En esta ocasión me permito compartirles una serie de reflexiones que en forma aislada y en épocas diferentes de mi estadía aquí he escrito...

 Disertación de junio del 2007   El sistema educativo representa gran parte del problema social de la actualidad.

 Sobre la inclusión del punto de vista opuesto.   El propósito de este escrito es el mismo de todo cuanto escribo, contribuir a formar un mundo mejor para las futuras generaciones, si queremos un mundo diferente, nosotros mismos debemos ser diferentes, si queremos un mañana mejor, nosotros mismos debemos ser mejores.

 Algo en lo se debe reflexionar.   En mi mundo interno interrumpidamente se gestan soliloquios, elucidaciones y dilucidaciones.

 Reflexiones sobre nuestra estadía aquí en la Tierra.   A la distancia veo, como en una película que en segundos pasa frente a mi, a muchos de los que se han acercado y después de un tiempo han sido tragados por la vida. Al momento me pregunto ¿Qué les impide hacer el Trabajo sobre sí? ¿Cuál es el embrujo de la vida del que no pueden sustraerse?

 Esencia y personalidad.   Nacemos siendo Esencia Divina, es decir el Amor perfecto. Al paso de los años vamos adquiriendo lo que no somos, pero que a la sombra del embrujo de la vida, creemos ser, algo que tomamos de fuera de nosotros mismos y que se llama personalidad.

 Otoño, 30 de Noviembre del 2006   Hoy como ayer vive en mi una nueva reflexión...

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 5a Parte.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 5a Parte. Por Hector Olvera.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 4.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Cuarta Parte.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 3a Parte.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Tercera Parte.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 2.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 2.

 El Vuelo del Hombre a traves de los mundos. Parte 1   Sentado en mis adentros, vuelvo la vista a lo andado y mis elucidaciones se dirigen hacia lo que está frente a mí, Todo está ahí, pasado presente y futuro, uno son...

 Los siete mundos (3a Parte). Por Hector Olvera.   Hablar de que el hombre tiene un destino en general, no es de utilidad, el hombre común no tiene un destino, salvo ser tragado por el mundo que lo rodea...

 Los siete mundos (2a Parte). Por Hector Olvera   Trabajar sobre sí mismo implica tanto decisión como imparcialidad. Si comienzan a examinar sus vidas evitando ser parciales, verán que la mayor parte del tiempo viven en un mundo irreal...

 Los siete mundos (1a Parte) , por Hector Olvera "Etor"   A través de la historia de la humanidad, nuestra Eternidad se ha preocupado por enviar desde lo alto a sus enviados, son los heraldos portadores y sembradores de Verdad...

 La importancia de la “Ley gravitacional de vibraciones” a través de los siete mundos.   Después de una larga pausa en mis escritos, debida, principalmente, a la comprensión en mi interior de la incomprensión de los mismos por parte de mis pocos lectores, he decidido, de acuerdo a la ley, dar cumplimiento al mandato tácito y explícito, mismo que vive en mí como principio director de mis acciones y de mi ya propio pensar activo...

 A la humanidad en general. A los líderes de las naciones. Al ser humano en particular.   “Consciente del papel que desempeño en la transformación del mundo entrego desde mi conciencia el siguiente documento.”

 Mi pensar... es mi sentir   Cavilando en este ininterrumpido soliloquio, que se hizo presente en mí desde mis primeros despertares...

 El sexo y el desarrollo (Segunda parte)   El sexo y el desarrollo, por Héctor Olvera

 El sexo y el desarrollo (Primera parte)   El sexo y el desarrollo, por Héctor Olvera

 Escritos, por Héctor Olvera   Libros publicados por el Maestro Héctor Olvera.

Obras Temas : Contemporáneo - Desnudo - Desnudo



You don't have flash installed.
EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- * A