+ 1 (707) 877-4321
+ 33 977-198-888

Reflexiones sobre nuestra estadía aquí en la Tierra.

A la distancia veo, como en una película que en segundos pasa frente a mi, a muchos de los que se han acercado y después de un tiempo han sido tragados por la vida. Al momento me pregunto ¿Qué les impide hacer el Trabajo sobre sí? ¿Cuál es el embrujo de la vida del que no pueden sustraerse? Héctor Olvera
25 Diciembre 2006

Reflexiones sobre nuestra estadía aquí en la Tierra.

;

 

;

A la distancia veo, como en una película que en segundos pasa frente a mi, a muchos de los que se han acercado y después de un tiempo han sido tragados por la vida. Al momento me pregunto ¿Qué les impide hacer el Trabajo sobre sí? ¿Cuál es el embrujo de la vida del que no pueden sustraerse? Me respondo: su fuerte amor a sí mismos, su fuerte egoísmo que les impide ver, ese siempre buscar una recompensa por lo realizado, su terrible autocomplacencia. Sé, bien que sé, que en ustedes está la decisión de qué hacer con su vida, pero el que mira hacia fuera duerme y el que mira hacia dentro y hacia fuera despierta. Así principio a elucidar sobre el particular.

;

 

;

Quiero comenzar con una alegoría que les aclare un tanto a qué me refiero al decir que debemos “saber” bajo cuáles influencias es mejor estar.

;

 

;

Cada uno de ustedes comprende que es mejor estar bajo un techo que expuesto a los rayos de sol, del mismo modo comprenden que es mejor estar en una habitación con aire acondicionado que bajo un techo de lámina. De  igual manera es mejor estar bajo las influencias del Trabajo sobre sí que bajo las influencias de vida.

;

 

;

Sé que sólo si el Trabajo sobre sí se convierte en verdad para ustedes es la única forma que los podrá ayudar. Para ello es necesario crear un lugar para él en sí mismo, lo cual será posible sólo si dejan de ser ustedes el objeto de su amor, es decir, si dejan de amarse a sí mismos. Sí una persona permanece llena de sí y gusta de sí, el Trabajo sobre sí no podrá transformarlo pues dentro de ustedes no tendrá  lugar donde descansar. Sí no se renuncia  a ese sí mismo viejo y gastado, éste nada le dará. Sí no renuncia a nada por amor al Trabajo, éste nunca crecerá, ni creerá en ella, y dicha persona nunca lo querrá. Sí no ama el Trabajo, nunca lo hará. Nunca creerá en él si nunca lo reconoce y nunca lo amará si nunca cree en él. Si nunca cree en él permanecerá por siempre en sus tradicionales creencias, que descansan en las ilusiones, sueños y opiniones de su mente sensual, aquella que todo ve a través de sus sentidos, misma que lo interpreta sólo de acuerdo a lo por ella conocido y cree que no existen otras opciones, quiero decir, sigue siempre el camino trillado. Sí dicha persona no cree en el Trabajo, éste no creerá en ella. De hecho, no entrará en ella, ni le mostrará lo que tiene qué hacer, ni a lo que debe renunciar. Nunca conocerá el placer de Ser y de que el Trabajo es nuestro y no algo que puede ser envidiado o robado, sino algo a lo que tenemos derecho, pero para ello debemos pagar el precio.

;

 

;

 En mi cerebración no me detengo, ni me demoro en pequeñeces cuyo cimiento y simiente son emociones como los celos, la envidia y el odio, éstas provienen del egoísmo que es exclusivo, no hay más. Sé, sin duda alguna, que lo inferior  excluye y lo superior incluye, por ello en su estado actual no podrán comprender el Trabajo si se apegan a su mente sensual. Tampoco me masturbo imaginando un mundo color de rosa en donde sólo con pedirle a Dios que todo salga bien, así será. No, mi pensar es activo. El placer de entregarse al egoísmo no es en mi más placer, es ahogarse, como el Trabajo los ahogará si lo desprecian y lo deprecian, no necesito ahogarlos, el Trabajo lo hará. No es el amor de sí el que me impulsa a hacer el Trabajo, si así fuera, no podría proseguir, lo que me impulsa es Ser. Si su meta al hacer el Trabajo es acrecentar su autoestima se estrellarán con una férrea barrera. ¿Cómo podría ser de otro modo? Si no tienen lugares placenteros en su corazón, salvo los del propio egoísmo. ¿Cómo podrán así amar el Trabajo? Si son ustedes mismos el objeto del amor. ¿Cómo pueden comprender significados  más grandes, si el más grande de los significados consiste en salirse con la suya? No, no es posible construir donde ya está construido, entonces los esfuerzos se dirigen a que la barrera del amor de sí ceda, lo cual será sólo posible si dejan de amarse, algo tiene que llorar, todos lo saben. Sí es dolor pero después está la liberación. Entonces se aquietarán serán mansos, el resentimiento, la envidia, los celos y el odio dejarán de gobernar. En lugar de tener el corazón dominado por el amor de sí, por lo cual se sienten siempre heridos, poseerán algo más delicado y encantador. En lugar de ser conducidos por el amor de sí, serán conducidos por el Trabajo. Entonces entrará algo que no habían notado que excluían. No se puede activar la mente interna con el amor de sí, la mente sensual y el egoísmo están unidos, son lo mismo.

;

 

;

Deben tener presente que lo que funciona para una cosa no necesariamente funciona para otra, así los yos que ayuden a una persona a tener “éxito” en la vida no lo ayudarán en el Trabajo, entonces no tomen este Trabajo con los yos que sirven para transitar en la vida, ni con los que son útiles para su oficio. Todos estos deben estar subordinados al Trabajo. Los yos de vida pertenecen a las partes de las mentes que la vida ha desarrollado en ustedes, pero para el Trabajo son otras partes las que deben llegar a ser receptivas. ¿Creen ustedes que han tenido éxito en la vida? Entonces no se imaginen que con esos yos tendrán éxito en el Trabajo. Los yos que les ayudan al éxito en la vida son incapaces de comprender la significación del Trabajo, éstos pertenecen a lo cotidiano a lo conocido y por ello interfieren con el Trabajo, pues todo saben. La semilla del trabajo no puede crecer allí, sólo crecerá en tierra fértil, lejos de allí. Es por ello que no se puede tomar el Trabajo en el andar de la vida, hay que separarlo, esto sorprende a mucha gente, ellos quieren el Trabajo para acrecentar su riqueza y su autoestima, lo falso en ellos. No, esto no puede ser así, es preciso desnudarse, quitarse todas las pesadas ropas que nos impone la vida, sólo así podrán llegar a ser lo que es más uno mismo. Las semillas del Trabajo sembradas en el egoísmo, se secan, no echan raíces. Aunque pueden crecer en el lado formativo del conocimiento, no obrarán en su ser. El Trabajo pretende alimentar y activar aquello que no es necesario para la vida, no se confundan creyendo que es lo mismo. El egoísmo no cede ante el amor de sí, es lo mismo, uno vive a expensas de otro.

;

 

;

 En mi caso amando el Trabajo y haciendo esfuerzos intencionales y conscientes que provenían del dolor de no proceder más de acuerdo al gusto y deseo, a buscar mi propio beneficio, sino sacrificando éste, llegué ante la puerta del egoísmo, entré y firmemente enfoqué toda mi atención y energía hacia el propósito de vencer dicha barrera, barrera que muchos otros alcanzaron, pasado el tiempo y sobreviviendo al dolor que ahogaba a lo no propio en mí, con fuerza  me detuve y comprendí la estatura real del Trabajo, entonces asimismo comprendí  mi propia estatura, algo cedió, había bajado, me había desnudado y no quedaba nada, eso era y eso soy, nada. Así alcancé a brincar dicha barrera.

;

 

;

He visto a muchos padecer y ahogarse en tribulaciones, engañándose en creer que hacen el Trabajo, queriendo ser el primero ante los ojos del Maestro, ante mis ojos, esto, lo ví, lo deseaban más que el Trabajo, es preciso que comprendan adonde voy con el comentario, ellos querían ser recompensados en su amor de sí, confundidos estaban, confundidos están. El amor de sí quiere estar en primera fila. Como no se salían con la suya se llenaron de ira. ¿No comprenden que deben ser tratados con imparcialidad de mi parte? El Trabajo no se podrá convertir en realidad, en verdad, si le anteponen otros intereses, motivos o amores, o lo ponen a su servicio. No, el Trabajo debe hacerse por amor a Él. No cabe suponer que les ayude en sus temores y recurran a él como último recurso, así recurre la gente ordinaria a su Dios inventado de acuerdo a sus deseos. Aquí no funcionan esas masturbaciones. Sus mensajeros no les prestarán atención, ya que el egoísmo no puede pensar con rectitud espiritual, ya que no admite nada que sea superior a sí mismo, así los mantendrá encadenados a su mente sensual, limitados a lo que puedan ver o tocar. Significa ello que se entregan al poder exterior o inferior en lugar de al interior o superior. Será su propia culpa, de nadie más. Su gobierno recaerá en los sentidos. Lo superior puede establecerse fuera de toda duda, sólo esto invierte el que lo no propio, aquello que no somos pero creemos ser,  sea pasivo y pueda crecer lo propio. El amor de sí hace que se siga un camino equivocado e imposibilita que se pueda captar qué es el Trabajo y el por qué de su existencia. Lo sensual, lo literal es estrecho, quebradizo, exigente y carente de gracia, crucifica diariamente a lo interior, lo espiritual. Los sentidos crucifican todos los días al espíritu. Así sin esfuerzo el amor de sí permanece intacto. Ese es el triunfo del mal.

;

 

;

Como ven es largo el camino. Preciso es tener ese algo que dar y eso cuesta esfuerzos conscientes. En tanto sigan siendo lo que son tocarán a sus semejantes con sus bajas vibraciones, es decir atraen influencias afines y asimismo están bajo ciertas leyes inferiores. Si se transforman estarán bajo mejores leyes (las del Trabajo) y atraerán mejores influencias, sus vibraciones serán inconscientemente percibidas por los seres que toquen.

;

 

;

El Trabajo  no consiste en desechar lo aprendido sino en asumir de forma diferente y desde una perspectiva distinta todos los conocimientos anteriores, es un ver todo sin exclusiones, de forma global. El mundo interior no está divorciado del mundo exterior, son una misma realidad, por ello no se pretende que una persona abandone todas sus vivencias, sino que las vea desde otro ángulo, sin ser prisionero de ellas. Los dos mundos se interpenetran, por ello el conocimiento que da el Trabajo debe aplicarse a cada momento de la vida misma.

;

 

;

Sólo si trabajan y adquieren vida interna, dejando de depender de los eventos exteriores, estarán bajo mejores influencias, las del Trabajo, ello mejorará sus vibraciones, mismas que serán inconscientemente percibidas por sus semejantes. Si un determinado número de seres comprenden y hacen el Trabajo, éste afectará a las masas por medio de la exportación a la conciencia grupal. 

;

 

;

Los invito una vez más a reflexionar sobre  su estadía aquí en el mundo y a revisar que esperan hacer con la oportunidad que Él les da, tengan presente la gran responsabilidad que asume aquel que despierta su conciencia, éste no podrá esconderse de sí mismo. Cuando se despierta es estar y no estar, es ser y no ser, el tiempo y el espacio no gobiernan más, no hay pasado, presente y futuro, todo es una misma realidad, simplemente Es. Su despertar no está en el futuro sino en el reencuentro con su pasado, deben retornar a tener conciencia de sus orígenes.

;

 

;

Sólo así serán capaces de ponerse en los zapatos de los demás, de comprenderlos en lugar de juzgarlos. Serán capaces de dejar de hacerse las víctimas y conseguirán comprender a los demás, comprendiendo que lo que los otros hacen es lo único que pueden hacer, aquello para lo que están posibilitados, no sueñen más que las cosas pueden ser diferentes, para ellos es la única manera posible. Si ustedes quieren un mañana diferente comiencen por ser ustedes mismos diferentes, de lo contrario si su ayer es igual a su hoy su mañana será igual que el presente.

;

 

;

 No está en mi su despertar sino en la fuerza con que trabajen contra su egoísmo y dejen de ser ustedes mismos el objeto de adoración.

;

 

;

Héctor Olvera.

;

Enero del 2007

;

 

;

www.hectorolvera.com

;

 



 Libres vuelan mis alas   Libres vuelan mis alas (Diciembre del 2007). Letra y Música: Héctor Olvera.

 Comentario de otoño del 2007.   En la actualidad el ser humano se ha visto atrapado por el acelerado ritmo de vida...

 Mi nueva produccion   He estado trabajando en una nueva producción, su propósito es mostrar el Trabajo sobre sí al que debe someterse todo aquel que se torne consciente del por qué estamos aquí en la Tierra, comprendiendo que la vida es una Escuela para nuestro desarrollo interior y éste depende de la seriedad con que lo tomemos.

 Reflexiones y verdades aisladas. 2007   En esta ocasión me permito compartirles una serie de reflexiones que en forma aislada y en épocas diferentes de mi estadía aquí he escrito...

 Disertación de junio del 2007   El sistema educativo representa gran parte del problema social de la actualidad.

 Sobre la inclusión del punto de vista opuesto.   El propósito de este escrito es el mismo de todo cuanto escribo, contribuir a formar un mundo mejor para las futuras generaciones, si queremos un mundo diferente, nosotros mismos debemos ser diferentes, si queremos un mañana mejor, nosotros mismos debemos ser mejores.

 Algo en lo se debe reflexionar.   En mi mundo interno interrumpidamente se gestan soliloquios, elucidaciones y dilucidaciones.

 Reflexiones sobre nuestra estadía aquí en la Tierra.   A la distancia veo, como en una película que en segundos pasa frente a mi, a muchos de los que se han acercado y después de un tiempo han sido tragados por la vida. Al momento me pregunto ¿Qué les impide hacer el Trabajo sobre sí? ¿Cuál es el embrujo de la vida del que no pueden sustraerse?

 Esencia y personalidad.   Nacemos siendo Esencia Divina, es decir el Amor perfecto. Al paso de los años vamos adquiriendo lo que no somos, pero que a la sombra del embrujo de la vida, creemos ser, algo que tomamos de fuera de nosotros mismos y que se llama personalidad.

 Otoño, 30 de Noviembre del 2006   Hoy como ayer vive en mi una nueva reflexión...

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 5a Parte.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 5a Parte. Por Hector Olvera.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 4.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Cuarta Parte.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. 3a Parte.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Tercera Parte.

 El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 2.   El Vuelo del Hombre a través de los mundos. Parte 2.

 El Vuelo del Hombre a traves de los mundos. Parte 1   Sentado en mis adentros, vuelvo la vista a lo andado y mis elucidaciones se dirigen hacia lo que está frente a mí, Todo está ahí, pasado presente y futuro, uno son...

 Los siete mundos (3a Parte). Por Hector Olvera.   Hablar de que el hombre tiene un destino en general, no es de utilidad, el hombre común no tiene un destino, salvo ser tragado por el mundo que lo rodea...

 Los siete mundos (2a Parte). Por Hector Olvera   Trabajar sobre sí mismo implica tanto decisión como imparcialidad. Si comienzan a examinar sus vidas evitando ser parciales, verán que la mayor parte del tiempo viven en un mundo irreal...

 Los siete mundos (1a Parte) , por Hector Olvera "Etor"   A través de la historia de la humanidad, nuestra Eternidad se ha preocupado por enviar desde lo alto a sus enviados, son los heraldos portadores y sembradores de Verdad...

 La importancia de la “Ley gravitacional de vibraciones” a través de los siete mundos.   Después de una larga pausa en mis escritos, debida, principalmente, a la comprensión en mi interior de la incomprensión de los mismos por parte de mis pocos lectores, he decidido, de acuerdo a la ley, dar cumplimiento al mandato tácito y explícito, mismo que vive en mí como principio director de mis acciones y de mi ya propio pensar activo...

 A la humanidad en general. A los líderes de las naciones. Al ser humano en particular.   “Consciente del papel que desempeño en la transformación del mundo entrego desde mi conciencia el siguiente documento.”

 Mi pensar... es mi sentir   Cavilando en este ininterrumpido soliloquio, que se hizo presente en mí desde mis primeros despertares...

 El sexo y el desarrollo (Segunda parte)   El sexo y el desarrollo, por Héctor Olvera

 El sexo y el desarrollo (Primera parte)   El sexo y el desarrollo, por Héctor Olvera

 Escritos, por Héctor Olvera   Libros publicados por el Maestro Héctor Olvera.

Obras Temas : Contemporáneo - Desnudo - Desnudo



You don't have flash installed.
EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- * A
File Attachment Icon
T-78553.jpg